CIDH SOMETE A CONSULTA DE ESTADOS Y ORGANIZACIONES DE LA SOCIEDAD CIVIL POR EL PLAZO DE DOS MESES CONTADOS A PARTIR DEL 2 DE NOVIEMBRE DE 2007, SU DOCUMENTO: LINEAMIENTOS PARA LA ELABORACIÓN DE INDICADORES DE PROGRESO EN MATERIA DE DERECHOS ECONÓMICOS, SOCIALES Y CULTURALES

 

 

   2  de noviembre de 2007

 

 

En nombre de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante “CIDH”) tengo el agrado de dirigirme a ustedes con el objeto de hacer de su conocimiento el documento 5 OEA/Ser/L/V/II, aprobado el 5 de octubre de 2007 por la CIDH, acerca de los progresos en el proceso de elaboración de los indicadores de progreso en relación con los derechos protegidos por el Protocolo de San Salvador. Como es de su conocimiento, el 7 de junio de 2005 la Asamblea General de la OEA, a través de la Resolución AG/RES. 2074 (XXXV-O/05) aprobó las “Normas para la confección de los informes periódicos previstos en el artículo 19 del protocolo de San Salvador”. Esta resolución encomendó al Consejo Permanente que propusiera la posible composición y  funcionamiento de un Grupo de Trabajo que se encargue de analizar los informes nacionales. Además solicitó a la CIDH que “proponga al Consejo Permanente para su eventual aprobación, los indicadores de progreso a ser empleados para cada agrupamiento de derechos protegidos sobre los que deba presentarse el informe, teniendo en cuenta, entre otros, los aportes del Instituto Interamericano de Derechos Humanos”.

 

          En cumplimiento del mandato otorgado por la Asamblea General, y en concordancia con su función de promover la protección de los derechos humanos en las Américas, la CIDH impulsó un proceso de consulta en relación con los indicadores de progreso que deben ser empleados para la elaboración de los informes. En este sentido, el 25 de octubre de 2005, durante su 123º período ordinario de sesiones, la CIDH llevó a cabo una reunión de expertos en la materia para dialogar respecto a sus experiencias, tanto a nivel internacional como nacional. A esta reunión de expertos fueron invitados los representantes de los Estados miembros del Grupo de Trabajo sobre la implementación del Protocolo,  así como miembros de la sociedad civil.

 

La reunión de expertos tuvo como objetivos: enriquecer el diálogo sobre la materia, dentro de la Comisión, obtener sugerencias respecto de la mejor manera en que el trabajo de la

CIDH puede contribuir al avance de los derechos económicos, sociales culturales en la región sin duplicar los esfuerzos que efectúan regularmente otros organismos intergubernamentales; y recibir sugerencias sobre las mejores formas de dar cumplimiento al mandato que la Asamblea General le asignó a la CIDH mediante la resolución AG/RES. 2074 (XXXV-O/05) relativa a las “Normas para la confección de los informes periódicos previstos en el artículo 19 del Protocolo de San Salvador”.

 

Luego de esta reunión, y como parte del proceso, la CIDH participó en una reunión organizada en conjunto con el Instituto Interamericano de Derechos Humanos (IIDH) el 30 de agosto de 2006, en San José de Costa Rica. Asimismo, la CIDH ha realizado consultas informales con expertos tanto de organizaciones intergubernamentales, como de la sociedad civil. La CIDH comenzó por recoger las experiencias tanto a nivel de los Estados, de nuestra región y de otras regiones, como de organizaciones intergubernamentales, entre ellas la CEPAL, el BID, UNIFEM, así como organizaciones de derechos humanos, entre ellas las Relatorías de Naciones Unidas, el Comité del Pacto del Protocolo de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, el Consejo de Europa, y la Corte Europea de derechos humanos, entre otras.

 

Con base en este proceso, la CIDH elaboró un documento que fue analizado durante su 125 Período Ordinario de Sesiones. La CIDH encomendó al Comisionado Víctor Abramovich la  revisión de este documento y el seguimiento a este proceso, quien elaboró el borrador aprobado por la CIDH el 5 de octubre del presente año y que le entregamos en esta oportunidad. 

 

La CIDH por este medio, solicita sus observaciones y/o comentarios sobre este documento, en el plazo de dos meses. Una vez incorporados los cambios que la CIDH considere pertinentes, se hará entrega al Honorable Consejo Permanente de la OEA la versión final del presente documento.