INFORME No. 53/09

DECISIÓN DE ARCHIVO

CASO  11.865

HABITANTES DE LOS DISTRITOS DE ENCARNACIÓN Y CAMBYRETA
PARAGUAY

27 de marzo de 2009

 

 

PRESUNTAS VÍCTIMAS:              Habitantes de los distritos de Encarnación y Cambyreta

 

PETICIONARIO:                           Juan Carlos Hrase

 

VIOLACIONES ALEGADAS:          Artículo 21.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos

 

FECHA DE INICIO DE TRÁMITE:            12 de enero de 1998

 

I.           POSICIÓN DEL PETICIONARIO

 

1.          El 8 de diciembre de 1997, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos recibió la denuncia presentada por el señor Juan Carlos Hrase por la presunta violación del derecho a la propiedad por parte del Estado de Paraguay.

 

2.          En la denuncia, el peticionario expresó que el Gobierno de Paraguay quiere realizar obras de saneamiento en los distritos de Encarnación y Cambyreta, para lo cual necesita expropiar tierras de tres barrios de Encarnación: Esperanza, Quiteria y María Auxiliadora. Igualmente afirma que se está quebrantando el orden legal paraguayo ya que, aunque el Congreso no dio anuencia para expropiar, el Gobierno quiere avanzar con el proyecto. Por último, el peticionario solicita a la CIDH que intervenga y solicite al Gobierno de Paraguay suspender la realización del plebiscito del 13 de diciembre de 1997, que se convocó para consultar la conveniencia de las obras.

 

II.          POSICIÓN DEL ESTADO

 

3.          El Estado paraguayo en su respuesta recibida por la CIDH el 11 de agosto de 1998 manifiesta que la planta de tratamiento de líquidos cloacales será construida con la tecnología más apropiada, ajustándose a la legislación sanitaria vigente, y que por su envergadura representa un factor de suma importancia en el desarrollo de la ciudad de Encarnación.

 

4.          Adicionalmente, en nota recibida por la CIDH  el 6 de enero de 1999, el Estado paraguayo argumenta la falta de agotamiento de los recursos internos por dos razones. En primer lugar, por cuanto los presuntos afectados recurrieron las resoluciones No. 98/98 y la No. 108/98 que establecen las condiciones básicas para la elaboración del proyecto, ante el Tribunal de Cuentas, Primera Sala, y dicho fallo aún no se conoce. En segundo lugar, porque también solicitaron los buenos oficios de la Contraloría General de la República en dicho asunto.

 

III.         TRÁMITE ANTE LA CIDH

 

5.          La petición fue recibida por la Comisión el 8 de diciembre de 1997 y el 12 de enero de 1998 se hizo conocer las partes pertinentes de la denuncia al Estado paraguayo, para que en el plazo de 90 días proporcionara la información que considerara oportuna.

 

6.         Luego de solicitar prórroga el 16 de abril de 1998, el Estado paraguayo presentó su respuesta a la petición el 11 de agosto de 1998, de cuyas partes pertinentes se dio traslado al peticionario el 19 de agosto de 1998.  El peticionario presentó sus observaciones el 26 de octubre de 1998.

 

7.         El Estado formuló observaciones adicionales el 21 de agosto de 2001 y el 8 de enero de 2002. Dichas observaciones fueron debidamente transmitidas al peticionario el 20 de septiembre de 2001 y el 10 de enero de 2002, respectivamente, solicitándole presentar sus observaciones sobre la respuesta del gobierno y cualquier otra información nueva o complementaria.

 

8.         Mediante comunicación del 31 de marzo de 2005, la CIDH solicitó al peticionario información específica para continuar con el trámite del expediente. Entre otras cosas solicitó identificar a las presuntas víctimas e informar sobre el agotamiento de los recursos internos. Finalmente, el 22 de agosto de 2008, la Comisión reiteró su solicitud de información dando plazo de 1 mes para contestar y advirtió al peticionario que, ante la falta de respuesta a las solicitudes de información se podría proceder al archivo del expediente.

 

IV.         FUNDAMENTO PARA LA DECISIÓN DE ARCHIVO

 

9.         Tanto el artículo 48 inciso b) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos como el artículo 30 numeral 6 del Reglamento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, establecen que, dentro del proceso de trámite de una petición, recibidas las informaciones o transcurrido el plazo fijado sin que sean recibidas, la CIDH verificará si existen o subsisten los motivos de la petición o comunicación y en caso de no existir o subsistir ordenará el archivo del expediente.

 

10.       El peticionario presentó la denuncia el 8 de diciembre de 1997; sin embargo no ha informado sobre el agotamiento de los recursos internos, no ha identificado a las presuntas víctimas y no ha dado respuesta a las solicitudes de información que la Comisión le requirió el 31 de marzo de 2005 y el 22 de agosto de 2008. El peticionario tampoco ha formulado sus observaciones a la información presentada por el Estado. La última vez que se comunicó con la CIDH fue el 27 de noviembre de 2001, enviando información sobre el impacto ambiental del proyecto.

 

11.       Han transcurrido 10 años desde la apertura del trámite el 12 de enero de 1998, y el peticionario no ha respondido a las reiteradas solicitudes de información de la CIDH ni ha controvertido la información presentada por el Estado de Paraguay. En consecuencia, la Comisión, no cuenta con los elementos necesarios para determinar si subsisten los motivos que sustentaron la denuncia original ni para formular una decisión sobre la violación de derechos humanos alegados, por lo que, de conformidad al artículo 48 inciso b) de la Convención así como el artículo 30 numeral 6 del Reglamento de la CIDH, decide archivar la presente petición.

 

Dado y firmado en la ciudad de Washington, D.C., a los 27 días del mes de marzo de 2009.  (Firmado): Luz Patricia Mejía Guerrero, Presidenta; Víctor E. Abramovich, Primer Vicepresidente; Felipe González, Segundo Vicepresidente; Sir Clare K. Roberts, Paulo Sérgio Pinheiro, Florentín Meléndez y Paolo Carozza, Miembros de la Comisión.