No. S/N

 

DECLARACIÓN DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS AL FINALIZAR VISITA A SANTIAGO DE ESTERO

 

 

Durante los días 28 y 29 de Agosto del 2003, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos realizó una visita a Santiago del Estero para recabar información sobre la situación de los Derechos Humanos en la Provincia.  Participaron de la visita el Dr. Robert Goldman, Comisionado; el Dr. Santiago A. Canton, Secretario Ejecutivo; y la Dra. Elizabeth Abi-Mershed, Especialista Principal de la Comisión.  A continuación se transcribe la declaración ofrecida ante los medios de prensa al finalizar la visita de la Comisión a Santiago del Estero.

 

Frente a información recibida en los últimos meses sobre la situación de los derechos humanos en Santiago del Estero, la Comisión decidió hacerse presente en esta provincia para recabar información en el lugar y escuchar tanto a las autoridades como a asociaciones civiles sobre la situación de los derechos humanos en Santiago del Estero.

 

Durante esta visita nos hemos reunido con el Vicegobernador, otras autoridades del Gobierno, entidades de la sociedad civil y numerosos académicos.

 

Un aspecto importante de esta visita es hacer una evaluación específica sobre la situación del Estado de Derecho y en particular la administración de justicia.  En este particular, valoramos la creación de una Subsecretaria de Derechos Humanos a nivel de la Gobernación.

 

Luego de la información recibida en los últimos meses y durante esta visita, la Comisión desea expresar su preocupación por el profundo deterioro del Estado de Derecho en Santiago del Estero.

 

En el ámbito del Poder Judicial, la Comisión fue informada sobre la falta de independencia del mismo.  Esta falta de independencia del Poder Judicial, pilar básico del sistema Republicano de Gobierno, tiene serias consecuencias sobre la protección de los derechos de todos los habitantes de Santiago del Estero.

 

La Comisión recibió información de numerosos casos de posibles violaciones a los derechos humanos consagrados en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, entre otros, casos de retardo injustificado, denegación de justicia, violación del derecho a la defensa, violación del derecho al juez natural, selección de jueces por medios que dejan serias dudas sobre la imparcialidad de los mismos.

 

La Comisión recibió información sobre la existencia de grupos armados clandestinos que por medio de la violencia e intimidación desplazan a los campesinos y ocupan esas tierras, en ausencia absoluta de procedimientos judiciales independientes que garanticen el derecho a la propiedad.  Los grupos armados clandestinos han actuado con conocimiento de las fuerzas policiales que incluso, en algunas ocasiones, han acompañado a los mismos.

 

Asimismo, la Comisión recibió información de numerosos casos en donde se denuncian graves violaciones a los derechos humanos por parte de las fuerzas policiales de la Provincia.  Apremios ilegales, torturas, tormentos, e inclusive casos de ejecuciones extrajudiciales se mencionaron como algunas de las prácticas policiales existentes.  Asimismo, la falta de independencia del Poder Judicial se traduce en la ausencia de una investigación de estos hechos, perpetuando de esta manera la impunidad que caracteriza a la mayoría de estos casos.

 

En relación con la libertad de expresión, la Comisión ha recibido información sobre las serias consecuencias a las que se encuentran sometidas aquellas personas o medios de comunicación que de forma independiente hacen uso de su derecho a la libertad de expresión y expresan ideas y opiniones que no son compartidas por el Poder Ejecutivo Provincial.  Asimismo, la Comisión tiene conocimiento de periodistas independientes que han sido amenazados por hacer uso de su derecho y expresar ideas que no son compartidas por las autoridades provinciales.

 

La Comisión recibió información de  víctimas y familiares de violaciones a los derechos humanos, que será evaluada oportunamente por la Comisión, que hacen referencia a serias violaciones al debido proceso, teniendo como consecuencia la denegación de justicia en la gran mayoría de estos casos.

 

La Comisión comparte el dolor y frustración en la que se encuentran estas personas y les expresa la solidaridad de la CIDH en sus esfuerzos pacíficos para movilizar a la sociedad de Santiago del Estero, en la búsqueda de soluciones que permitan una mayor apertura e independencia de los Órganos del Estado encargados de impartir justicia.

 

La falta de independencia del Poder Judicial, la excesiva demora injustificada, la denegación de justicia, la falta de debido proceso, el abuso policial, la existencia de grupos armados al margen de la ley, las limitaciones a la libertad de expresión, la falta de transparencia en la administración pública, la impunidad, la dificultad en el acceso a la justicia, el nombramiento de jueces por medio de procedimientos que plantean serias dudas sobre su independencia, han llevado a un profundo deterioro del estado de derecho, afectando seriamente la vigencia y protección de los Derechos Humanos de los habitantes de Santiago del Estero.

 

La Comisión insta a las autoridades del Estado, a que de manera inmediata tomen acciones concretas, conducentes a restaurar la plena vigencia del Estado de Derecho en Santiago del Estero.  La reciente creación de la Subsecretaria de Derechos Humanos es un paso en el camino correcto, pero de ninguna manera es suficiente.  Es fundamental que se tomen acciones para garantizar en forma inmediata, un Poder Judicial independiente y eficiente que ponga fin a la impunidad imperante.

 

Queremos agradecer a las autoridades nacionales y provinciales por su colaboración para la realización de la presente visita.  Asimismo, agradecemos a todas las personas que acudieron a la Comisión, ya sea  en carácter personal o en representación de  entidades de la sociedad civil por la valiosa información proporcionada.  Muchas personas expresaron a la Comisión su temor por las consecuencias que podrían sufrir por expresarse libremente ante la CIDH.  Sobre este particular, la Comisión desea expresarle a todas las personas que acudieron ante la misma, que nos informen sobre cualquier  situación que afecte o pueda  afectar sus derechos, por haberse presentado ante la Comisión.  Asimismo, recordarle al Estado la obligación convencional de garantizar que las personas que hayan acudido ante la Comisión, no sufran ninguna consecuencia.

 

Por último, deseamos agradecer  a la Universidad Católica de Santiago del Estero por su valiosa colaboración para la realización de la presente visita.

 

 

 

                                                            Santiago del Estero, 29 de Agosto de 2003